Actualidad, Transformacion digital, Servicios at4

La historia de la evolución digital

Blog

blog

En los últimos 100 años, el hombre ha evolucionado tecnológicamente más que desde sus inicios con la tecnología del fuego del Homo Erectus.

Los primeros ERPs surgieron en los 60, pero es a partir de los 90 que se hace habituales

La evolución de la humanidad y su actividad, es pareja a su #innovación y evolución tecnológica. Desde el descubrimiento de la tecnología del fuego (cómo provocarlo de forma consciente) hasta la industrialización del siglo XX, pasaron, dependiendo de las fuentes, entre 1,7 millones de años y 700.000. En los últimos 100 años, el hombre ha evolucionado tecnológicamente más que desde sus inicios con la tecnología del fuego del Homo Erectus.

ERP

Los primeros ERPs -ERP, en inglés, Enterprise resource planning- (aunque no se denominasen así, tenían características básicas de inventario y otros controles de gestión de empresa) surgieron en los 60, pero realmente se conformaron como herramienta imprescindible a partir de que Gartner en los 90 comenzase a hablar de esta categoría en sus informes.

eCommerce

Del eCommerce comenzó a hablarse a mediados de los 90 (aunque transacciones electrónicas de intercambio de fondos monetarios datan ya de los 70), pero ya en el año 1983 se acuña el término eCommerce. En tan sólo 30 años, el peso del eCommerce en el comercio en España se cifra en más de 30.000 millones de € (la cifra exacta, dependiendo de lo que ocurra de aquí a fin de año es difícil de prever). El 45% de los clientes realizan compras Online.

Self Service

El autoservicio ya está presente en muchos comercios y con cajas de autopago (en muchos supermercados), y Amazon ya ha desarrollado una tecnología denominada Amazon Go basada en AI que permite comprar sin colas ni cajas.

Robótica de automatización de procesos

El próximo paso, aun en proceso es el denominado RPA (Robotic Process Automation) es un proceso donde un Robot realiza una tarea completa para, habitualmente, asistir a un operario o sustituirle completamente en algunos casos. Realiza tareas no a través de un API, sino comportándose como lo haría un humano (interactuando con un interfaz de usuario), pero sin intervención humana.

Inteligencia artificial

El último paso sería la implementación de Inteligencia Artificial. La IA es un agente flexible que percibe su entorno y lleva a cabo acciones que maximicen sus posibilidades de éxito en algún objetivo o tarea. Dicho de otro modo, es la capacidad de un sistema para interpretar correctamente datos externos, para aprender de dichos datos y emplear esos conocimientos para lograr tareas y metas concretas a través de la adaptación flexible (Kaplan).

La hibridación de todos estos sistemas nos llevarán, en el futuro, a un ecosistema donde personas y máquinas colaborarán de forma transparente y fluida, y donde los trabajos más pesados y repetitivos serán llevados a cabo por máquinas

Autor: Miguel Gallego, Asesor Consultor de AT4

Volver

¡No esperes a mañana, contáctanos hoy y concertaremos una primera reunión gratis y sin compromiso!